Sensibilidad en la sociedad

Hola a todos! Como siempre los extraño.

Hoy vengo con una entrada un poco distinta, de temas que no me gusta tocar porque son polémicos en el sentido que las diferencias de opinión se notan al triple. Pero, mi opinión es personal y si bien soy más observadora y de escucha que de hablar, también me gusta entender otros puntos de vista y generar mi opinión, que no siempre será la correcta, porque TODOS nos podemos equivocar.

Quiero hablar de la sensibilidad y la sociedad.

En mi país (como en muchos otros) el tema del acoso está súper en boga, en especial del acoso a la mujer. Soy de aquellas a las que esos piropos flaytes que hacen en el oído me molesta y me causa repulsión, soy de aquellas que acosar a una mujer es malo, pero también siento que es recíproco, como mujeres no tenemos el derecho a acosar, por ejemplo piropear, mirar, gritar cosas a un hombre guapo puede ser acoso aunque Todo va en la percepción del otro…. ¿porque tocó este tema? Hoy saliendo de mi oficina luego de un día complicado en la parte laboral, vi y fui testigo de la siguiente situación: un grupo de niñas (si niñas, con uniforme escolar) le gritaron a un trabajador de la tienda de música que queda al lado “mijito rico, te haría de todo, pídeme lo que quieras que te quiero hacer chupete” (súper chilensis)… otsea! ¿Cómo pedimos respeto si hacemos eso?

Solo para que sepan, si por ejemplo a mi, me pasa una situación, que siento que para mi es un acoso (ya que este tema están delicado que no tiene parámetros de medición) y tengo un testigo, yo puedo llamar a carabineros (policía) o hacer una denuncia y este tipo es citado por el juzgado y puede terminar pagando una multa altísima.

Por otro lado, es tan delicado esto que hoy en día la sociedad anda tan “sensible” y “alterada” que como se dice: reaccionan a todo. Hoy si saludas, si dices buen día, si deseas un buen día, si miras a alguien a los ojos cuando le hablas, te miran mal. Y si un hombre le dice hola a una mujer puede ser acoso… ¿de qué estamos hablando? ¿En qué convivientes nos estamos convirtiendo?

Me molesta, porque como que la gente cada vez está más reacia a convivir, nos encerramos en nuestro mundo, olvidamos que existen otros, en las calles caminamos acompañados de la música como en una burbuja, el celular se convierte en nuestra vida (como dato, yo manejo dos teléfonos, 24/7, el mío y el de mi trabajo, pero aún así no me consume) no pedimos permiso, no saludamos cuando vamos a comprar algo y todo lo hacemos exigiendo algo a cambio, pero nos olvidamos que tratamos y siempre vamos a tratar con personas.

Creo que hay temas que son súper delicados, que se sobrevalorar demasiado y se terminan tergiversando cada vez más, como en el juego del teléfono.

Soy muy girlpower, pero no quiero perder la esencia del ser humano y exigir de todo o generar un problema gigante solo porque alguien me dijo hola.

No se que opinan, tengo lectores de todas partes del mundo, pero creo que si bien la libertad de uno termina cuando inicia la del otro, también creo que para ser personas sociales, tenemos que reaprender a sociabilizar, escuchar y entender, pedir perdón y perdonar.

Un beso.

Mila.

Nota: escribí del celular, así que tendrá cero formato la entrada.

El idiota y el teólogo

Hoy les quiero compartir esto que leí en el Libro: El dedo y la Luna. Besos!

Un monje zen vivía con su hermano e idiota. Un día que tenía que conversar con un famoso teólogo, venido de lejos para verle, se vió obligado a ausentarse. Le dijo entonces a su hermano:

– ¡Recibe y trata bien a este erudito!. ¡Sobre todo no le digas una palabra y todo irá bien!

El monje abandonó entonces el monasterio. A su regreso, fue a ver rápidamente a su visitante:

– ¿Te ha recibido bien mi hermano? – le preguntó.

Lleno de entusiasmo el teólogo exclamó:

– Tu hermano es una persona muy notable. Es un gran teólogo.

El monje sorprendido farfulló:

– ¿Cómo?…, ¿mi hermano, un… teólogo?

– Hemos tenido una conversación apasionante – prosiguió el erudito -, expresándose sólo mediante gestos. Yo le he enseñado un dedo, él a replicado mostrándome dos. Entonces yo le he respondido, como es lógico, mostrándole tres dedos, y él me ha dejado asombrado mostrándome un puño cerrado que ponía fin al debate… Con un dedo, yo le he idicado la unidad Buda. Con dos dedos, él me ha ampliado mi punto de vista recordándome que Buda era inseparable de su doctrina. Encantado por la réplica, con tres dedos, yo le he dado a entender: Buda y su doctrina en el mundo. Entonces él me ha dado esta réplica sublime montrándome su puño: Buda, su doctrina, en mundo, forman un todo. A esto se le llama rizar el rizo.

Algún tiempo más tarde, el monje fue a ver a su hermano tuerto:

– ¡Cuéntame lo que pasó con el teólogo!

– Es muy sencillo – dijo el hermano-. Él me provoco montrándome un dedo para hacerme obsevar que yo no tenía más que un ojo. Al no querer ceder a la provocación, yo le repliqué que él tenía suerte de tener dos. Se obstinó, sarcástico: “De todos modos, sumando los de los dos, hacen tres ojos”. Fue la gota que colmó el vaso. Mostrándole mi puño cerrado, le amenacé con dejarle tieso en el acto si no ponía fin a sus malintecionadas insinuasiones.

Esta historia refleja perfectamente el tipo de conversación que tenemos entre nosotros. Creemos hablar de lo mismo cuando, en definitiva, hablamos de cosas diamentralmente distintas. Discutimos de una manera apasionada, creyendo comunicarnos íntimamente con el otro, pero, al fin de cuentas, no hablamos de nada. Cada uno utiliza un lenguaje de sordomudo. Cada uno habla de sí mismo. (…)

Historia sacada del libro “El dedo y la luna” de Alejandro Jodorowsky.

Muchas gracias por leer una vez más. 

Cariños,

No olvides que también puedes seguirme en mi redes sociales:

Cosas que me sé de memoria

La memoria, la memoria… siempre decimos que tenemos buena memoria o que tenemos mala memoria. Algunos anotamos todo, otros con solo escuchar lo recordamos siempre.

Estaba pensando en esto cuando mi hermana me etiquetó en el siguiente meme en Facebook:

Si, porque me sé desde el número de celular, número de documento de identidad, claves de las tarjetas de mis papás (por que ellos siempre la olvidan) e incluso el teléfono de casa que tenía a los 7 años: 211613.

Pero pregúntenme nombres, direcciones, gustos… en eso soy pésima y como #FunFact: cuando llegaba a estudiar algo cuando iba al colegio, me acordaba días después de lo que estudiaba, por lo que en las pruebas me iba pésimo.

Así que es bien raro cómo funciona la memoria y a la vez es muy frágil, a veces guarda cosas que no son demasiado importantes en la vida real y cosas que olvidas al minuto, pero al pasar los años llegan a tu cabeza como flashes o imágenes.

Aquí les traigo, en honor a los más de 200 seguidores, algunas cosas que sé de memoria y me encantaría que me dijeran algunas que ustedes manejan de memoria para conocer un poquito más a mis lectores.

  1. Me sé el orden de los supermercado al revés y al derecho, al punto de que no necesito leer, me demoro super poco buscando las cosas pues se qué cosas hay en cada uno de los pasillos y el orden. Por ejemplo cuando quiero comprar té para remojo, llego al pasillo de los té y café y me agacho instintivamente y lo saco.
  2. Todas las letras de las canciones de los discos de Ed Sheeran, ➕,➗ y ✖️ y el orden del tracklist.
  3. Me sé todos los personajes y características que salen en los libros de Harry Potter, los lugares, qué sucedió en orden cronológico y algunos párrafos de memoria.
  4. Me sé el Padre Nuestro en inglés ya que en el colegio lo debía rezar cada vez que tocaba la clase de inglés a primera hora del día. (Colegio Católico)
  5. Me sé el himno de la Ciudad de Calama (no me sé el de La Serena que es donde vivo).
  6. Me sé la canción Para Eliza de memoria en piano.
  7. El himno de Carabineros de Chile y el de la Armada (“Orden y Patria, es nuestro lema….. // Marino, sin vacilar… navega con tu cantar, lejos te esperan….”)

Muchas gracias por leer una vez más. 

Cariños,

No olvides que también puedes seguirme en mi redes sociales:

Let’s Talk #4

¡Hola a todos! Que rico volver a leerlos y a compartir por estos lugares…

Vuelvo con TODO y para poder reiniciar de la mejor forma, primero agradecerles porque: SOMOS más de 200!!! WOW!! en unos pocos meses logramos un buen número y a pesar que nunca fue la intención incial de este sitio me llena el corazón y es la razón por la cual retomo.

Cómo les comenté antes, y si no lo leyeron les comento ahora, tengo pega (trabajo) y ha sido bastante entretenido este nuevo desafío, estoy bien contenta y motivada… si es un poquitito estresante a veces, pero es bien compensado en el sentido de la experiencia que se gana día a día… además es la primera vez que trabajo en una empresa que:

  1. Es internacional.
  2. Hablan todos los idiomas priorizano inglés y español.
  3. Es tan dinámica.
  4. Respetan las fechas (destaco esto porque wow es para mi super impresionante).
  5. Me he sentido tan cómoda.

Les cuento, hace poco tuve que ir a Santiago, mi intención fue grabarles, pero cambié de opinión puesto a que no sabía el futuro de este lugar. Pero les puedo contar: Estuve en un SCAPE ROOM!!!!!!!!! Fué lo máximo, me tocó entrar a una sala con 4 puertas, montones de candados numéricos, de letras e incluso de direcciones, lleno de acertijos y cosas para pensar con 3 personas más que no conocía del todo (compañeros de trabajo) y estuvo genial. Teníamos una hora para escapar de la sala (oscura) y lo logramos en 58 minutos. Esto fue en el marco de una actividad laboral obviamente, pero enserio si tuviese la oportunidad de ir con amigos lo haría, vale mucho la pena y es super entretenido y desafiante.

En cuanto al blog, se viene una reestructuración de contenidos, no tan gigante, pero ya no les puedo prometer las 2 o 3 entradas diarias que solía hacer, aunque al principio los bombardearé de entradas para ponerme al día con unos contenidos que tenía pendientes y que quedaron redactados y todo, pero que nunca vieron la luz…

Así que nos seguiremos leyendo, con cosas creativas, con cosas que quiero compartir, con interacciones entre nosotros y siempre generando este espacio de contenidos para y por ustedes.

Muchas gracias por leer una vez más. 

Cariños,

No olvides que también puedes seguirme en mi redes sociales:

ALGO QUE DECIR