Reto de los 30 días [Día*10]

¡Hola a todos! Hoy nos toca el #Día10 del Reto de los 30 días.

¿Cuál es tu receta favorita?

¡¡¡¡Noooooo!!!! Un post antojable… ¡rayos! jajajajaja.

¿Una receta favorita? ¡¡¡ñami!!! Si tengo una y es una super rica, pero que no se hace siempre y se trata de una receta: duuuuuuulcee ¡¡Yay!! 

Nota: debo decir que no soy una persona que se va mucho por los dulces, sin embargo la siguiente receta es maravillosa porque tiene el suficiente dulce para noquearte, pero no para dejarte el paladar empalagoso. 

Torta de muselina.

Nota 2: leerlo como si estuviera viendo un programa de cocina porque será todo lo contrario a uno así.
11831808_10207848484148254_8129319443268363082_n
La foto es antigua, pero es la única que encontré donde saliera la torta.

1. Bizcochuelo

  • 1 taza de harina (yo uso sin polvos de hornear).
  • 3 tazas de azúcar granulada.
  • 6 cucharaditas de royal.
  • 10 claras de huevo (las yemas resérvenlas).

Les soy honesta, esos ingredientes los uso para hacer 2 bizcochos, por ejemplo: 5 huevos, 5 cucharadas de harina, 5 cucharadas de azúcar y 3 cucharaditas de polvos de hornear.

Bato las claras a nieve (sin que se corte) y le voy agregando luego una a una cada cucharada de cada cosa sin un orden específico y el royal (polvos de hornear) se agrega al final. Para esto batir con una cuchara de madera con movimientos envolventes. Ya todo “unido” (me sorprende los pocos términos que conozco para una receta de cocina) se coloca en un molde y se lleva al horno precalentado anteriormente (no sé a cuantos grados, yo lo prendo unos minutos antes y listo). Cuando está listo el bizcocho lo sé porque le entierro un palito de brocheta o de tejer y si sale “seco” está listo… pero por lo general son unos 15 a 20 minutos en el horno.

2.  Relleno

  • 1 taza de azúcar flor (o impalpable).
  • 1 taza de leche (yo uso cualquiera, entera, semi descremada o descremada, con o sin lactosa… literalmente cualquiera que sea blanca).
  • 1/3 de cucharadita de canela (va en la receta original, yo no uso porque soy alérgica)
  • 1 yema (las otras 9 restantes úsenlas haciendo mayo casera).
  • Esencia de vainilla (a gusto).
  • Rayadura de limón (a gusto).
  • 250 gramos de mantequilla.

Entonces, se bate la yema, se agrega la leche, (canela), vainilla y limón en una ollita, y se lleva fuego suave y no se deja de revolver (una paja!) hasta que la preparación hierve. Después que se saca del fuego se deja enfriar completamente.

Cuando está frío, por lo cual es de lo primero que hago (incluso antes que el bizcocho), empiezo a batir la mantequilla con el azúcar flor hasta una consistencia parecida a la espuma y luego de a cucharaditas le voy agregando la mezcla. Cuando queda como una pasta (sin cortar) está listo y reservo.

3.  Armado

Cada bizcocho lo divido en dos capas delgadas cuidando que sean del mismo grosor cada una. Luego empiezo a armar la tortita: un bizcocho, relleno, bizcocho, relleno….. etc. (a la última capa no le pongo relleno).

4.  Decorado

Este decorado es super fácil y se necesita:

  • 1 cucharadita de azúcar flor (impalpable)
  • 250 gramos de chocolate dulce en polvo (como literalmente nunca me acuerdo si es dulce o amargo cuando estoy en el supermercado, compro uno de cada uno y después los junto, pero si son de la onda dulce ustedes, usen chocolate dulce).
  • 25 gramos de mantequilla.
  • Agua

En una olla se pone el chocolate, azúcar flor , un poquito de agua (super poco, la idea es que no quede líquido, hay que hacer tipo pasta), se lleva a fuego suave para que se disuelva y luego se añade la mantequilla. Se retira y se decora altiro la torta… ¿cómo? cubriéndola de chocolate por toda la orilla y arriba y…… tadaaaa!! la torta está lista… sólo falta colocarla en el refrigerador por una horita para que el chocolate se solidifique y se sirve.

Entrada del #Día9 <aquí>

¡Besos, hasta mañana!

Cami Aranfu

Me pueden seguir también en mis redes sociales: Instagram y Twitter

¡Hola!

¡Hola a todos!

Solo paso a saludar… la verdad que cuando dije que iba a ser mucho más constante y tomarme más enserio esto del blogging, lo decía enserio.

Fue un fin de semana super tranquilo la verdad, no salí a ningún lado más que a la misa  por el aniversario de muerte de mi Abuelita Clara donde vi familiares que no veía literalmente de hace meses.

La cosa es, que paso por aquí puesto que les quería compartir que ¡¡¡ya encontré el aro que me faltaba!!! 

#FunFact: Tengo 8 piercing!!

View this post on Instagram

#piercing #daithpiercing

A post shared by Mila Aranfu ✨ Blogger (@milaaranfu) on

Ok!, broma… no es de esto a lo que paso hablarles en esta oportunidad.

Como me pasé el fin de semana en casa, aproveché de leer harto sobre el blogging y esas cosas y a interiorizarme más en el tema y me empezaron a surgir una lluvia de ideas de lo que puedo escribir en el blog y ¡¡¡¡fueron tantas cosas!!!! que podría publicar una entrada todos los días del mes. ¿Sería genial poder dedicarse a esto como un estilo de vida o no? Pero no es mi caso. Este es un espacio que cree para salir de mi futura rutina, de mi día a día, para conocer nuevas personas y compartir.

Así que como pueden ver en las imágenes que siguen, estuve planificando (a la rápida) con lápiz y papel las secciones que tendrá este espacio y los días de la semana cuando se publicarán las entradas para cada sección en el mes para que no muera este blog como ya ocurrió hace tres años atrás.

Estoy super motivada con esto, así que feliz de dedicarle mi tiempo a escribir.

Nota: No soy una persona de organizarse en lápiz y papel la verdad, lo uso como borrador. En este sentido soy más “tecnológica” y práctica y ocupo lo que siempre tengo a mi alcance que sería mi celular o iPad. Cuando de pega se trata: Google Calendar bien detallado que se sincroniza con correos; cuando se trata de mi vida personal: el calendario de apple que lo sincronizo con mi celular, Ipad y mi laptop y; con respecto al blog, uso Trello que trae sus propios tableros para generar listas, con fechas, checklist, comentarios, notas, entre otras cosas y su propio calendario.

Ahora un poco de historia.

Cuando inicié el blog en el año 2014 estaba pensado en un espacio para publicar las cosas que escribía como relatos, opiniones, pensamientos y en una oportunidad pensé incluso en publicar capítulos de un posible libro de una idea que tengo, pero no me atreví a publicar por el típico que dirán, lo leerán, me comentarán, me criticarán, y un sin fin de dudas. Resultado: fail, pero no porque no escribiera. De hecho, he escrito un libro y muchas otras cosas que no han visto la luz y no sé si la lleguen a ver.

En el 2015 – 2016 publiqué una que otra entrada motivada por la participación que tuve como columnista en un diario digital local: La Serena Online fue super entretenido y de ese espacio que tuve en ese sitio, es donde salieron entradas como: Oportunidades, Errores, Detalles, entre otras que lamentablemente perdí registro. La cosa es que estos años fueron los más fuertes de mi carrera universitaria, el 2015 fue mi año de egreso, año que además me dio por adelantar 2 ramos, hacer la práctica profesional, trabajaba part-time y de independiente… eso y mis clases eran en horario vespertino, o sea, andaba a full por la vida y priorizando mis estudios y carrera. En septiembre de ese año además, inicié mi Tesis para poder titularme, la cual estuvo hasta afectada por el terremoto de septiembre de 2015 (mencioné una breve anécdota del terremoto en el día 2 del Reto de los 30 días), pero aún así, 5 meses después de que inicié mi tesis, en febrero de 2016, me titulé y con creces de mi carrera. Y comenzó la vida, buscando pega, luego trabajando, cambiándome de pega, etcétera y, literalmente, olvidé este espacio.

En estos años publique un par de entradas, pero ya no de escritos… Recuerdo que fueron como de tips de belleza: reseñas de bases de maquillaje y recetas de licuados y juguitos… nada que ver con la idea inicial… (las entradas fueron borradas).

En el 2017 viví uno de los cambios más rotundos y arriesgados de mi vida, cambio de ciudad, cambio de vida, cambio de ambiente, cambio en las responsabilidades, cambio en conocimientos, cambios, cambios, cambios, y dejé de pensar en mi. Me dediqué 24/7 al trabajo, vivía por el trabajo, dormía pensando en el trabajo, respiraba trabajo y me hizo mal… no tenía tiempo para mi, igual salía de vez en cuando, pero si era un viernes a las 22:00 horas y tenía pega por hacer, me quedaba trabajando. Si era un sábado y tenía un panorama, pero había algo urgente por hacer en la pega… me iba a trabajar. Fue mi decisión y aprendí.

En resumen:

  1. 2014: Se puede decir que no me atreví a publicar…
  2. 2015-2016: Dedicación universitaria y inicio laboral…
  3. 2017: Dedicación laboral….

2018: Tomé una decisión. Deje mi pega aunque me haya costado, porque me gustaba aunque era difícil, complicado y con un ambiente no sano…. no me hacía bien así que lo dejé. Tuve un periodo de “sanación interna” y de pensar. Y hace unas semanas, reabrí este espacio. Dejando de lado todos los paradigmas y dudas que tuve hace año, dejando de lado todas las preocupaciones de mis estudios y aprovechando el tiempo de ocio de mis vacaciones obligadas que hoy en día vivo. Sin preocuparme sobre la temática que tendrá. Si quiero escribir un relato, lo haré; si quiero hablar de un labial, lo haré; si quiero hablar de una anécdota, lo haré. Y como son tantas ideas decidí definir categorías y días tentativos para cada una de ellas. No me importa el que dirán, si no tengo comentarios, si no tengo me gusta… quiero que este sea mi espacio en donde pueda hablar y escribir de lo que quiera y compartir.

2019, voy por ti… mientras quiero finalizar mi año de la mejor manera y de la más tranquila posible.

A

Que tengan una bella semana, nos estamos leyendo.

Saludos,

Cami Aranfu

Me pueden seguir también en mis redes sociales: Instagram y Twitter