Amistad o dependencia

Hace poco escuche decir a una persona que la amistad causaba dependencia… what?..

Hablemos un poco. La amistad o cualquier relación interpersonal es algo muy delicado, de un día a otro puedes entablar una relación como de la misma forma la puedes romper… pero aquí va mi opinión.

Si hablamos de la amistad propiamente tal, muchos creemos que existen niveles de ella o diferentes tipos de amigos, que el amig@ de la infancia, que de la adolescencia, que del colegio, la universidad, del carrete, de los consejos y de las conversaciones que duran horas y horas…. y los facebook, pero si causan dependencia o no, es algo super relativo que va relacionado con la o las personas que involucran esa amistad. Si creo que la amistad puede “causar” una costumbre o rutina, en especial cuando se ve a ese amig@ o mejor amig@ siempre y casi a diario… pero también creo firmemente que una amistad se forja y construye con el tiempo, ya que el tiempo nos a las directrices invisibles para conocer a una persona y confiar en ella, no como cuando éramos pequeños e íbamos a (literalmente) cualquier lado, veíamos a una persona como de nuestra edad y al segundo después de decir hola (siempre y cuando te respondían de vuelta) tenías un amigo nuevo…

En lo personal, la amistad para mi es como algo sagrado, tengo 3 mejores amigas si de títulos hablamos, cada una distinta a la otra, a cada una la conozco desde tiempos distintos y a cada una la veo con una “frecuencia” de tiempo distinto, de hecho, pueden pasar meses sin ver a alguna de ellas, pero es como si no existieran días de por medio cuando nos juntamos. Eso es lo lindo, eso es amistad… para mi…

Ahora si causa o no dependencia… puede ser, pero no debería… o sea, siento que eso causa problemas… y no sólo en una relación de amistad, sino que en cualquier relación interpersonal que surgió de manera natural… no creo que debería ser una obligación a la larga tener una relación con una persona (cualquiera sea esa relación) si como personas individuales no nos sentimos cómodos en ella… si como personas individuales perdemos nuestra esencia.

Pero a la larga, en mi opinión, una amistad es aquella que dura por años, sin que las tonteras que puedan surgir en el camino como: cahuínes, mentiras, engaños, idioteses… celos… destruyan eso tan lindo que existe entre los seres humanos.

Disfrutemos eso que tenemos, sentimientos, emociones y vivamos por nosotros y no por otros porque nos “obliguen” o porque “dependamos” de ello…

Y lo otro, una amistad o relación se construye y se fortalece con la confianza… no nos traicionemos, no perdamos eso tan lindo que podemos lograr, porque solo conseguiremos amargarnos, y si eso te hacen a ti: Sonríe, vienen cosas mejores, no era real y no tengas resentimiento, porque si alguien te decepciona o te “jode” es porque no es sincero ni con ella misma… lo importante es que ante todo, sea lo que sea: TÚ estés bien!

Les cuento, a modo de ejemplo que, a una de mis mejores amigas, Daniela, la conozco de hace 18 o 19 años (perdí la cuenta) y sinceramente nos vemos muy poco en un año, pero cuando nos vemos somos como unas viejas que se sientan (o caminan por harto rato “vitrineando sin vitrinear”) y conversan de todo, de lo pasado, de lo que estamos haciendo, de lo que pensamos y de lo que queremos hacer y eso es un ejemplo claro de amistad… ninguna le recrimina a la otra que no nos hemos visto en unas semanas o meses y que por eso ya no hay amistad, ninguna le dice a la otra ingrata por no llamar, al contrario, estamos pendientes de la otra sin expresarlo, nos llamamos, conversamos, nos entendemos sin decir nada, pero no dependemos de la otra porque, en la circunstancia en que nos conocimos, en que nos hicimos amigas a como estamos ahora, cada una tiene su ambiente, su vida, pero… pero no por eso no somos amigas… al contrario, le da fuerza a esa amistad.

 

~ Cami Aranfu